Vajazzling

El tatuaje ha encontrado su auge y por ello necesita renovarse constantemente. La última tendencia que está haciendo furor entre las mujeres es el vajazzling. Una técnica que consiste en la aplicación de cristales sobre la piel.

El tatuaje es un arte antiguo, que aparece casi al comienzo de la civilización, encontrándose vestigios en cuerpos hallados del neolítico. Sus motivaciones son diversas, desde las mágicas, religiosas, jerárquicas, culturales hasta las estéticas.

El tatuaje tradicional consiste en la inserción de pigmentos debajo de la piel. Aunque en algunas culturas, el tatuaje incluye otras modalidades como el branding (quemado de la piel) y la escarificación (remoción de la piel en la zona a decorar para que forme queloides).

Actualmente, se ha agregado una nueva técnica que es la favorita de las mujeres, es la adherencia de cristales sobre la piel.

El vajazzling consiste en aplicar cristales o diamantes sobre la piel, para realizar el diseño deseado. Dichos cristales son de un tamaño muy pequeño.

Inicialmente, esta técnica se aplicaba solamente sobre la zona del pubis y estaba destinada a mujeres muy atrevidas. Los diseños más utilizados eran las estrellas y corazones.

A medida que fue ganando espacios, el vajazzling dejó de ser un tatuaje púbico, para practicarse en cualquier zona del cuerpo. Esta modalidad se ha convertido en moda y es utilizada como una joya.

En un comienzo, esta técnica fue utilizada sólo por las mujeres más osadas y atrevidas, puesto que se realizaba únicamente sobre la zona del pubis depilado, realizando formas como estrellas, corazones o hasta palabras.

Las variedades de tatuajes vajazzling:

Los materiales con que están realizados los tatuajes determinan el costo y la exclusividad de los mismos. Los tatuajes realizados con cristales son más accesibles que los que se realizan con diamantes.

Firmas como Schimansky, se dedican a producir estos tatuajes con diamantes. Dicha firma es la responsable de haber realizado el tatuaje vajazzling más costoso del mundo. El diseño estaba compuesto por 612 diamantes de 0.5 quilates. El procedimiento insumió 8 horas de trabajo constante, para realizar unas ramas de enredadera con flores. El costo del tatuaje fue de 924.000 dólares.

La técnica es sencilla, solo hay que adherir los cristales sobre la piel, siguiendo el diseño deseado. Puede hacerlo en casa o puede acudir a un centro estético para que lo realicen. El único requisito es tener la zona completamente depilada, para que los resultados puedan ser apreciados.

Tatuajes solares

Entre los tatuajes temporales, la última moda serían los tatuajes solares. Esta nueva modalidad gana adeptos por sus resultados naturales y porque no agrede la piel.

Para aquellos que no desean dejar una marca imborrable sobre su piel ni someterse a dolorosas sesiones, están los tatuajes temporales. Dentro de este tipo, lo que está de moda, son los tatuajes solares.

El tatuaje solar es un nuevo tipo de diseño que se obtiene por pigmentación natural por la acción de los rayos UV, ya sean naturales o artificiales. El diseño aparece con el bronceado y se va desvaneciendo simultáneamente con la desaparición del mismo. Se trata de una técnica nada agresiva, excepto por los daños que pudiera ocasionar la exposición a los rayos UV, si no se tomaran las precauciones necesarias. Además, no se necesita recurrir a un tatuador experto, ni se corren riesgos de infecciones, alergias o contagios. Las plantillas para el tatuaje pueden comprarse o podemos hacerlas nosotros mismos, tomando el dibujo de alguna parte y plasmándolo en un material que no permita el pasaje de los rayos UV.

Estos tatuajes pueden practicarse de dos maneras, ya sea recortando el contorno del diseño en un material que no deje pasar los rayos UV, o recortando la figura, para dejar el hueco de la misma en dicho material.

Para obtener las plantillas, podemos utilizar materiales como el vinilo adhesivo, que se pega a la piel antes de tomar sol y se deja hasta que se caiga. Esta es la mejor manera, los tatuajes logrados tienen contornos más precisos. También podemos recortar una prenda de vestir con el diseño, pero este sistema da unos resultados pobres, los contornos se difuminan, pues la prenda no puede mantenerse en su sitio inmóvil.

Al retirarse la plantilla o molde, la piel mostrará el diseño elegido.

Características del tatuaje solar:

El tatuaje solar es una nueva forma de decoración corporal que se obtiene por pigmentación natural de la piel. El resultado es absolutamente personal, ya que los diseños son personalizados y la coloración de la piel es diferente para cada persona.

Este tatuaje se puede conseguir con exposición solar o con sesiones de rayos UV en un solárium, de modo que se puede disponer de ellos durante todo el año.

El tatuaje por lámina adhesiva se adhiere al cuerpo, dejando pasar los rayos UV en las zonas que no están cubiertas, marcando el diseño sobre la piel. Se puede hacer un tatuaje de la imagen o del hueco que la imagen deja en el bronceado.

La plantilla puede comprarse de fábrica o podemos hacerla nosotros mismos, recortando una prenda de vestir que nos quede ajustada, de modo que no se mueva de su sitio.

Tatuajes sobre miembros amputados

El tatuaje sobre los miembros amputados es un recurso válido para aportar estética a esa zona lesionada. Si bien no logra disimular la pérdida, si resulta efectivo como forma de expresión de la personalidad de quien lo porta.

Las células de la piel se regeneran regularmente, renovando la superficie de la piel, restituyendo sus cualidades anteriores. Pero en el caso de las cicatrices y los tatuajes, las células permanecen para siempre, sin restituir su disposición original.

La piel está compuesta básicamente por colágeno, una proteína producida por los fibroblastos (células). Cuando se produce una herida, da inicio inmediatamente el proceso de producción de fibroblastos nuevos con el objeto de generar colágeno de cicatrización. Este colágeno de cicatrización es diferente del colágeno corriente que compone la piel. Por este motivo, cuando las células dérmicas mueren y son sustituidas por nuevas células, el colágeno de cicatrización permanece incambiado.

Pero, durante la etapa fetal, el colágeno producido posee una proteína diferente a las del colágeno adulto y por tanto, las heridas sanan sin producir cicatrices. Esto lleva a pensar que si lográsemos producir este colágeno fetal después del nacimiento, entonces se podrían practicar cirugías que no produjeran cicatrices.

De este modo, los tatuajes permanecen sobre la piel, pues las partículas de los pigmentos se presentan en una cantidad que resulta excesiva para que los leucocitos (que se encargan de buscar partículas extrañas en la piel y de eliminarlas) puedan absorberla.

Las técnicas con láser que pulverizan la tinta en micro-partículas de polvo, son lo suficientemente pequeñas como para ser absorbidas y eliminadas por los leucocitos.

Los tatuajes para cubrir cicatrices y disimular amputaciones:

Esta cualidad de permanencia del tatuaje se ha empleado para disimular cicatrices de heridas en muchas ocasiones. Y resulta un recurso muy efectivo y bastante sencillo de lograr.

Pero en el caso de las amputaciones de miembros, no es posible una cobertura que disimule la falta del miembro perdido. Pero sí es un recurso muy válido para aportar estética a esa parte del cuerpo que lo perdió.

Aunque a muchas personas les pueda chocar el ver un muñón tatuado, y con un tatuaje irónico como lo es en la mayoría de los casos, resulta una manera admirable de sobreponerse a la fatalidad. Lo que estas personas están buscando es crear algo bello, a partir de algo horrible que ocurrió en sus vidas. Y este acto, de por sí implica una gran belleza interior.

Tatuajes programables

Cambiar el color de la piel, pronto dejará de ser una habilidad exclusiva de ciertas especies. El ser humano podrá lucir tatuajes intercambiables mediante la nanotecnología, con los tatuajes programables.

En el reino animal podemos encontrar algunas especies con la cualidad de cambiar el color y la textura de sus pieles para camuflarse con el entorno, entre ellos, los camaleones, los calamares y los pulpos. Esta habilidad se debe a que poseen células especializadas en su piel, los cromatóforos.

Los humanos también pueden cambiar la apariencia de su piel empleando tatuajes. Estas decoraciones tienen la peculiaridad de ser permanentes. Aunque en la actualidad existan técnicas de remoción, las cuales todavía no son 100% efectivas. Pero esto ha cambiado, ya existe la posibilidad de mostrar tatuajes transitorios y cambiables a gusto.

La técnica proviene de la medicina y se trata de una pantalla dérmica, que habría sido diseñada en el año 2006. La pantalla se integra con unos tres mil millones de nanotubos capaces de reorganizarse a sí mismos para producir imágenes o textos para ser visualizados. Para activar y controlar dicha visualización, solo debemos puntearla con el dedo.

La idea surge de un libro sobre posibles aplicaciones médicas de la nanorobótica de Robert A. Freitas Jr. Este dispositivo todavía no se ha fabricado.

El inventor Andrew Singer, de Paul Allen’s Interval Research Corporation, tuvo una idea similar en su patente de implantes programables subcutáneos visibles (1997). Donde diseñó un chip pantalla para ser implantado bajo la piel. Dicho implante estaba destinado a monitorear las condiciones médicas de padecimientos como la diabetes, aunque sin los nanorobots.

Para hacer los implantes subcutáneos más flexibles y delgados, se creó una película polímero nano-piel, en el Instituto Politécnico Rensselaer. El polímero flexible está integrado por billones de nanotubos de carbono, formando una película increíblemente delgada y flexible. Los nanotubos se comportan como excelentes conductores eléctricos.

Diseño de tatuajes programables:

La creadora Gina Miller, conocida como “nanogirl”, diseñó imágenes utilizando el concepto de Robert A. Freitas, para el Instituto de Manufactura de Palo Alto, California. En su tratado futurista, podría implantarse una pantalla debajo de la piel, para que su luz se hiciera visible a través de la piel translúcida y se ubicaría en el antebrazo o en el dorso de la mano.

Tatuajes en los dientes

La moda del arte corporal está ganando terreno en el mundo, y el tatuaje es el preferido. Para los amantes del tatuaje, la nueva moda está en el tatuaje de dientes.

La moda de los tatuajes se está extendiendo por todas partes, al igual que el arte corporal, lo que lleva a la búsqueda de nuevas formas de decoración para el cuerpo. Entre estas nuevas formas, está el tatuaje de dientes.

Esta moda surge en Estados Unidos, donde han surgido algunos artistas dedicados a crear diseños en miniatura, aplicados sobre coronas dentales de porcelana que luego son implantadas en los dientes por el odontólogo.

El diseño de tatuajes en los dientes:

Un técnico dental, Ron Grant, proveniente de Watkinsville, en Georgia, Estados Unidos, ha incursionado en la pintura de coronas, creando diseños en miniatura para ser lucidos por sus pacientes.

Esta idea surgió hace 25 años, cuando Grant decidió obsequiar a su madre un molar pintado por él mismo, en el cual había diseñado un pequeño corazón rosado. Su trabajo fue reconocido y comenzó a expandirse.

En este momento, Grant recibe solicitudes de todas partes del mundo para tatuar coronas. Sus diseños incluyen motivos como águilas, mariposas, personajes de los cómics, reproducciones de cuadros famosos, entre otros.

Para su trabajo utiliza una paleta de 27 colores de porcelana, en la cual figuran colores vivos como el borgoña o el azul cromo.

Los tatuajes son pintados sobre las coronas y luego sellados con una chapa transparente de porcelana.

Para quienes no desean aplicarse coronas, Grant ha creado un papel pintado, resistente a los ácidos presentes en la saliva, que se pega temporalmente a las piezas temporalmente.

Otro artista que se dedica al tatuaje en los dientes es Steven Heward, en el Reino Unido, quien desarrolló en 1979 una técnica para pintar sus diseños. El Gnasher Tat, como se conoce a dicha técnica, traslada los diseños a una corona dental, para que posteriormente sea implantada en un molar por el odontólogo.

Estos trabajos tienen un costo accesible, que puede oscilar entre los 75 y los 500 dólares, de acuerdo a la complejidad del diseño. El artista creará la imagen a pedido de su cliente.

Tatuaje y moda

El tatuaje ha ganado terreno en el mundo, para convertirse en una verdadera moda. Las mujeres son las que más han avanzado en este terreno.

Desde hace algunos años, el tatuaje ha ido ganando adeptos en todo el mundo, hasta convertirse en una moda. Están muy distantes los tiempos en que el tatuaje estaba destinado a marinos y presidiarios, todos hombres. Esta técnica ha ganado las calles para abandonar sus connotaciones negativas de antaño y dejar de ser patrimonio de pandillas y tribus urbanas. El tatuaje moderno ya ha llegado a las pasarelas y no son pocos los famosos de la moda que incursionan en este arte.

El significado de la palabra tatuaje es “hacer agujeros” y de eso se trata. La técnica del tatuaje implica introducir pigmentos debajo de la piel.

Una de las formas de tatuaje que siempre ha estado presente en la moda es el maquillaje permanente, que permite delinear ojos, boca y cejas de una forma permanente y corregir defectos leves.

Las modas en el tatuaje:

Como otras técnicas de modificación corporal, el tatuaje no está ajeno a las modas y sufre sus vaivenes.

La moda vintage que retoma los estilos del pasado para adaptarlos a la época actual también ha surtido efecto en el tatuaje, principalmente a lo que al estilo se refiere.

Entre los motivos vintage están los retratos, las chicas pin-up de los años 40. El tipo de dibujo y el uso de los colores, identifica este estilo de tatuajes, los cuales se remarcan con un trazado grueso y negro.

El tatuaje avanza entre las mujeres a pasos agigantados, para ser considerado como un adorno más del cuerpo. Es común ver mujeres de alto rango que poseen algún tatuaje pequeño.

El tatuaje se emplea no solo como adorno, sino también como forma de expresión.

El tatuaje no es barato cuando se practica en un estudio que cumple todas las reglas. Pero siempre es preferible gastar un poco más para evitar complicaciones innecesarias.

El auge creciente de la moda del tatuaje ha llegado a extremos sorprendentes, donde algunos famosos, aceptan tatuarse anuncios en su frente, brazos o piernas, a cambio de varios miles de dólares. Tal es el caso de algunos boxeadores de elite. Por cierto que estos tatuaje son temporales.

La eliminación de tatuajes surge como un corolario de la moda que domina a este arte. Y de esta forma, debe invertirse más dinero, tiempo y sufrimiento en la eliminación de un tatuaje que en su aplicación.

Personas que no deben tatuarse

El tatuaje es una técnica agresiva con la piel, por tanto, implica determinados riesgos, los cuales podrían verse incrementados en caso de padecer alguna enfermedad crónica o aguda como: diabetes, anemia, hemofilia, etc.

El tatuaje es una técnica agresiva para el organismo, por lo tanto debemos saber que no todo el mundo puede practicárselo. Existen ciertas condiciones médicas que resultan antagónicas con la realización de un tatuaje, ya que podría implicar riesgos adicionales a los que el tratamiento naturalmente conlleva.

De todas formas, siempre hay que consultar con un médico antes de practicarse un tatuaje.

Diversas afecciones que impiden la realización de un tatuaje:

• Anemia: la anemia se caracteriza por la escasez de glóbulos rojos en sangre, por lo que la coagulación y cicatrización se ven enlentecidas, lo que no es favorable para los tatuajes, e implica un riesgo adicional.

• Diabetes: la diabetes produce alteraciones en la sangre y por tanto, en la cicatrización. Un diabético tiene mayores dificultades de cicatrización que una persona que no padece esta enfermedad, además de que está más expuesto a las infecciones.

• Enfermedades cardiovasculares: las personas que padecen enfermedades cardíacas y vasculares suelen someterse a tratamientos que afectan a la sangre, generalmente con anticoagulantes, lo que dificultaría la coagulación normal y la cicatrización.

• Enfermedad de Von Willebrand: es un trastorno hemorrágico hereditario que afecta la coagulación de la sangre.

• Hemofilia: enfermedad hereditaria que afecta a hombres, ocasionando severos problemas de coagulación sanguínea. Es uno de los trastornos que mayores riesgos conlleva al momento de tatuarse.

• Leucemia: es un tipo de cáncer que ataca a las células productoras de los glóbulos blancos, que son los encargados de las defensas del organismo. Por tanto, cualquier tipo de leucemia representa un severo riesgo al momento de tatuarse.

• Trombocitopenia: es una enfermedad donde se presenta una disminución de las plaquetas en sangre. Aparecen moretones y sangrado mayor de lo normal.

• Várices: no es conveniente tatuarse cuando se tienen várices, ya que esto indica deficiencias en la circulación sanguínea.

• VIH: la presencia de este virus produce la destrucción de los linfocitos, que son los encargados de combatir las infecciones. Un tatuaje es una puerta de entrada a las infecciones.

Maquillaje permanente

El maquillaje permanente es una técnica de tatuaje aplicada a la estética del rostro. Si bien, el diseño tiende a aclararse con el tiempo, es permanente.

El maquillaje permanente o dermopigmentación es la implantación de pigmentos en la piel. Dicha implantación de pigmentos se realiza introduciendo una aguja muy fina con pigmentos específicos en la zona deseada, de igual forma que un tatuaje común. La dermopigmentación debe ser realizada por un especialista, en condiciones higiénicas adecuadas.

Este tratamiento es permanente, el maquillaje puede ir perdiendo su nitidez, pero queda para siempre. Para mantenerlo en condiciones adecuadas, debe retocarse cada dos años, ya que los pigmentos son absorbidos por la piel.

El maquillaje permanente puede aplicarse en los labios, las cejas, los párpados, sobre cicatrices y sobre vitíligo.

Ventajas del maquillaje permanente:

Este tipo de maquillaje tiene innumerables ventajas, de acuerdo a la zona en que se aplica:

• Lucir siempre maquillada.
• Permite corregir imperfecciones pequeñas (asimetría labial, etc.).
• Embellecer los labios disimulando surcos peribucales.
• Permite aumentar el contorno labial.
• Corregir defectos y desigualdades en las cejas.
• Perfilar las cejas de manera permanente.
• Delinear el párpado (superior o inferior), realzando la mirada.
• Aumentar el volumen aparente de las pestañas con el delineado.
• Disimular el vitíligo, aportando color a la zona despigmentada.
• Disimular cicatrices de mastectomías en las aureolas mamarias.

Desventajas del maquillaje permanente:

• Este tratamiento no puede efectuarse sobre pecas, verrugas, lunares o lesiones cutáneas.
• Al igual que sucede con los demás tatuajes, no puede practicarse el maquillaje permanente sobre pacientes diabéticos, alérgicos, VIH positivos, con anemia u otras enfermedades de importancia.
• No puede realizarse el maquillaje permanente durante el embarazo, durante una hepatitis, en tratamientos con anticoagulantes, quimioterapia.
• Debe evitarse la exposición al sol durante un buen tiempo luego del tratamiento.
• La penetración reiterada de la aguja en la piel ocasiona un traumatismo que produce una inflamación de duración variable.
• Se produce una pequeña costra en la zona tatuada que durará varios días, hasta que culmine la cicatrización. Al igual que con cualquier tatuaje.
• Requiere de retoques periódicos para mantener el resultado óptimo.

Como ocurre con cualquier tatuaje, es necesario consultar con un dermatólogo antes de realizarse este tratamiento y debe recurrirse a un profesional responsable.

Escuelas y estilos de tatuajes

Desde que el tatuaje arribara a occidente, ha sufrido modificaciones de estilo y técnicas. En la época moderna, se pueden distinguir varios estilos y escuelas de tatuaje.

A lo largo del tiempo, se han creado diversos estilos de tatuaje, provenientes de las modas locales, la forma, las técnicas y pigmentos empleados. Desde los primeros tatuajes occidentales en negro, donde el color era impensable, hasta los actuales diseños con sombreados y efectos 3D. También han existido distintas escuelas de tatuaje que se especializaban en ciertos tipos de tatuajes.

Las distintas escuelas de tatuaje:

Las dos principales escuelas de tatuaje de occidente son: New School (nueva escuela) y la Old School (vieja escuela). La existencia de estas dos escuelas se vincula al tiempo en que surgieron y a las técnicas e innovaciones que aportaron.

New School:
La New School es la escuela más reciente emplea técnicas pictóricas semejantes a las empleadas en los graffitis, con colores vivos y llamativos, los contornos bien delineados en negro. Es un tatuaje destinado a captar la atención y por ello se emplean contrastes de colores. La mezcla de motivos de carácter suave con agresivos permite expresar los sentimientos y manifestarse a través de la piel. También la psicodelia tiene lugar en estos tatuajes.

Old School:
Esta escuela surge en la época en que se populariza el tatuaje, durante la Segunda Guerra Mundial. Fue en este período que comenzaron a realizarse tatuajes que guardaban una cierta característica en común, la temática patriótica los diseños de contornos gruesos, debido a las técnicas de la época, que carecían de la actual precisión, por lo que los dibujos eran menos precisos y más grotescos. El color dominante era el negro. Se podían utilizar colores primarios: rojo, azul, amarillo y verde. Pero eran impensables las figuras complicadas y el relieve.

La estética vintage ha traído nuevamente los diseños de la vieja escuela al tatuaje actual.

Estilos de tatuaje:

• Fine line: es el estilo donde la línea está muy depurada, es detallista y fino. Es el más buscado para tatuajes femeninos o de tamaño muy reducido. El tipo de línea empleado brinda mayor realismo al tatuaje.

• Aguada en negro y gris: es el método utilizado para los retratos, se emplea tinta negra para las líneas y varios tonos de negro para el sombreado, difuminado, etc. Es uno de los tatuajes más duradero.

• Japonés o Irezumi: estos tatuajes son de dibujo sencillo, con tonos negros y algunos colores intensos. Los motivos son tradicionales orientales: peces, dragones, budas, samuráis, geishas, entre otros.

• Tribal: en general son dibujos abstractos geométricos en color negro, pero pueden admitir más colores.

• Trenzado celta: estos tatuajes se realizan usualmente en negro, aunque pueden admitir colores brillantes. El diseño requiere de gran precisión y pueden llegar a ser muy complicados.

Consejos para hacerse un tatuaje

Algunos consejos antes de hacerse un tatuaje: Antes de pensar en hacernos un tatuaje, debemos preocuparnos fundamentalmente, de que el lugar donde nos lo hagamos, ofrezca las garantías sanitarias mínimas.

Consejos-para-hacerse-un-tatuaje.jpg

Antes de decidir hacernos un tatuaje, debemos informarnos a fondo sobre el proceso, sus resultados, cuidados y posibles complicaciones.

 

Algunos consejos antes de hacerse un tatuaje:

Antes de pensar en hacernos un tatuaje, debemos preocuparnos fundamentalmente, de que el lugar donde nos lo hagamos, ofrezca las garantías sanitarias mínimas.

Un tatuaje, además de un diseño ornamental, básicamente es una herida y corre el riesgo de infectarse o producir una enfermedad, del mismo modo que cualquier herida.

Antes de tatuarse, es necesario verificar que todas las vacunas estén al día, principalmente la del tétanos y la de la hepatitis. También es conveniente prever el sitio de asistencia médica, en caso de que el tatuaje se infecte, para concurrir de inmediato en caso de que aparezcan señales de infección como sangrado prolongado, enrojecimiento o sensibilidad excesivos en la zona, secreciones, cambios en la coloración de la piel en la zona que rodea al tatuaje.

Es conveniente consultar al médico antes de hacerse un tatuaje, pero en caso de padecer enfermedades cutáneas, alergias, diabetes, afecciones coronarias, trastornos que afecten el sistema inmunológico o infecciones, es imprescindible hacerlo. No es conveniente que las embarazadas se hagan tatuajes, en caso de hacerlo, es preferible que tengan un seguimiento médico. Las personas con tendencia a la formación de queloides  (crecimiento excesivo del tejido cicatrizal) no deberían realizarse un tatuaje.

El sitio donde se vaya a realizar el tatuaje debe ser un lugar limpio y seguro, donde se emplee equipo desechable y esterilizado (agujas, mascarillas, guantes, etc.). El resto de las herramientas deben estar esterilizadas. En algunos países se han fijado normas que rigen la práctica de los tatuajes. También es una buena idea indagar si existen quejas contra el estudio de tatuajes en concreto. Eso puedes hacerlo en internet.

 

Elementos que deben constituir un estudio para tatuajes:

El estudio de tatuajes debe contar con un horno autoclave para la esterilización del material. Estos hornos funcionan con vapor caliente enviado a presión.

El artista que realice el tatuaje debe ser un profesional autorizado. Debe contar con un diploma y referencias.

El estudio debe estar limpio y ordenado. Si algo no es de nuestro agrado, es mejor buscar otro lugar.

 

Cuidados de un tatuaje:

Una de las instancias más importantes en tu tatuaje, son los cuidados posteriores. Es importante seguir las instrucciones al pie de la letra hasta que haya curado totalmente, de este modo se evitarán infecciones, problemas de cicatrización o el deterioro del tatuaje.

En caso de que se presente cualquier anomalía (enrojecimiento, infección, hinchazón, supuración, fiebre) es imprescindible llamar al médico lo antes posible.

El vendaje debe mantenerse en su sitio por 24 horas como mínimo. Además evitaremos tocar la zona del tatuaje o rascarse.

Lavar el tatuaje con un jabón bactericida y secar con una toalla suave y limpia sin frotar. No debe utilizarse alcohol o peróxido para limpiar el tatuaje porque resecan la piel y ésta debe mantenerse humectada.

Colocar ungüento antibiótico sobre el tatuaje como preventivo. No debe utilizarse vaselina.

Si la zona tatuada se inflama o enrojece, colocar hielo.

Evitar mojar el tatuaje hasta que haya curado totalmente (piscinas, jacuzzis, baños calientes prolongados).

No exponer el tatuaje al sol hasta que esté completamente curado.  Y cuando ya esté bien, es mejor protegerlo de la luz solar directa, pues quedará más sensible. Es conveniente utilizar un protector solar de factor 30 como mínimo. Esto evitará también que se decolore.