Body Painting casero

Ejemplo con foto de un body painting casero. Información de los diferentes usos que le podemos dar al body painting casero y de las ventajas que podemos obtener del mismo.

El body painting es el arte de pintar el cuerpo de forma temporal mediante la creación de distintos diseños, para lo cual no se requiere ser un profesional. Se puede pasar un buen rato disfrutando de esta técnica contando con apenas unos cuantos tarros de pintura, verificando siempre que éstas se puedan aplicar al cuerpo, ya que algunas provocan erupciones en la piel.

De la mano de etas pinturas y con algunos pinceles podemos llegar a crear verdaderas obras de arte, ya que esta técnica la podemos aplicar a cualquier parte del cuerpo. Los más famosos y populares son los body painting eróticos, aunque esta técnica no solo sirve para despertar fantasías como es el caso de esos diseños corporales.

En la fotografía que presentamos con este artículo puede verse un claro ejemplo de un body painting casero, donde una chica coloreó la mitad de su cara logrando tener un aspecto mitad humano, mitad zombi. Para conseguir esto no hizo falta más que usar un poco de ingenio e imaginación.

En este caso exageró el tamaño de la boca, dibujándola con un tamaño más grande, dejando los enormes dientes a la vista. El ojo tiene un aspecto llamativo, ya que sobresale por lo negro del párpado, y por el extraño lente de contacto utilizado por la chica que lo hace ver muy diferente al ojo original. Para el resto de la cara utilizó pinturas de distintos colores como verde y amarillo, las cuales fueron muy bien combinadas para conseguir esa genial apariencia de zombi.

Si bien es claro que con un body painting de estas características no podemos salir a la calle, y mucho menos ir a trabajar o estudiar, éste puede ser ideal para concurrir a una fiesta de disfraces, o para ser el centro de atención en una reunión de carácter informal. La clave para lograr experiencia es la práctica, la cual nos ayudará a que los diseños cada vez nos salgan mejor y con menos esfuerzo.

Por eso te recomendamos que comiences a practicar tú también esta técnica, ya que lograrás llamar la atención de todo el mundo en la próxima fiesta de disfraces o reunión de amigos. Te aconsejamos que no comiences con estos diseños tan extremos que pueden ser un poco complejos, sino que empieces dibujando imágenes sencillas sobre tu rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *