Los tatuajes y la Yakuza

Aprende sobre los tatuajes y la Yakuza.

Los tatuajes y la Yakuza

La Yakuza japonesa es una organización mafiosa por todos conocida, que surgió en el siglo XVII y es una de las más numerosas y temidas del mundo. Los miembros de dicha organización deben dar constantes muestras de fidelidad, entre las que destaca la costumbre de tatuarse (Irezumi). Los tatuajes de la Yakuza tienen algunas peculiaridades y te las voy a contar.

En primer lugar, es de estilo que cada miembro se haga tatuar casi todo el cuerpo, como una muestra de respeto ante el clan. Esto también les permite identificarse en cualquier parte del planeta.

Por otra parte, los diseños de los tatuajes de la Yakuza se diferencian de los tatuajes comunes por su temática y significado. Estos tatuajes presentan dibujos de gran tamaño con mucho colorido, donde el sol naciente, imágenes de guerreros samurái, dragones y otra figuras típicas japonesas.

Estos tatuajes permiten identificar a cada miembro con su rango y clan, etc. El yakuza comienza con un único tatuaje y luego va agregando otros hasta cubrir su cuerpo.

Es muy importante que los tatuajes de un yakuza no queden expuestos, ya que podría ser identificado por cualquiera, por lo que sus tatuajes no deben sobrepasar los límites de sus vestimentas. Por este mismo motivo, cuando se junta un grupo de yakuzas en algún sitio seguro, permanecen desnudos para exhibir su rango. Es importante destacar que cuanto más tatuado está un yakuza, más prestigio tiene ante sus semejantes.

Los tatuajes japoneses gozan de una tradición milenaria, que siempre ha estado vinculada a la delincuencia y las clases bajas.

Quiero aclarar que el tatuaje de la Yacuza, el Irezumi, continúa practicándose con los mismos materiales de antaño, o sea, en lugar de emplear máquinas tatuadoras, continúa utilizando la tradicional caña de bambú, por lo que esta técnica es sumamente dolorosa y constituye una muestra más de su valor.

¿Los tatuajes causan cáncer?

¿Por qué creen que los tatuajes causan cáncer?

¿Los tatuajes causan cáncer?

Tanto si ya tienes un tatuaje, como si estás pensando en hacerte uno, tal vez te has preguntado si, ¿los tatuajes causan cáncer? La respuesta es complicada, ya que no existen investigaciones concretas al respecto y de las observaciones no es posible concluir nada definitivo.

Lo cierto es que no se poseen evidencias de que los tatuajes causen cáncer, pero en algunas ocasiones, un tatuaje puede llevar a confusiones, ya que puede evitar que se noten ciertas manchas que surgen como síntomas de la presencia de un posible cáncer de piel o de otras enfermedades. Aunque de todos modos, esto puede ocurrirnos aunque no tengamos tatuajes.

Sí puede ocurrir que indirectamente los tatuajes aumenten nuestras probabilidades de padecer cáncer, por la sencilla razón de que introducen elementos extraños a nuestro cuerpo, que podrían resultar cancerígenos o favorecer el acceso de cancerígenos a nuestro organismo.

Hay especialistas que atribuyen la condición cancerígena de los tatuajes a la cantidad de tatuajes que algunas personas tienen, que debilitarían la estructura epitélica, con lo que la piel ya no cumpliría su función protectora, dejando la puerta abierta al cáncer. Pero esto no está probado.

Lo que sí manejan los organismos estadounidenses es nla posibilidad de que las tintas empleadas para los tatuajes pudiesen contener sustancias cancerígenas, ya que su producción no está regulada y por eso no están exentas de sustancias prohibidas. La Food and Drug Administration (FDA), organismo encargado de controlar la producción de medicamentos, alimentos y cosméticos en Estados Unidos, está realizando una investigación para conocer los efectos de los pigmentos contenidos en las tintas para tatuajes, ya que los mismos no están regulados. Los estudios hallaron que muchas titas contienen químicos tóxicos como hidrocarburos, metales pesados, ftalatos, etc.

Los enigmáticos piercings de Penélope Cruz

El misterio de los enigmáticos piercings de Penélope Cruz, fue develado.

Los enigmáticos piercings de Penélope Cruz

Recientemente, la actriz Penélope Cruz dio que hablar por presentarse en público con unos piercings de forma peculiar, situados en un sitio poco usual. Las especulaciones se dispararon y se plantearon diversas teorías, y tal vez ya muchas se alistaban a copiar su modelo, pero los enigmáticos piercings de Penpelope Cruz nada tenían que ver con su estilo.

Lo que sucede es que la popular actriz es fumadora y ha entablado una encarnizada lucha contra su hábito. La auriculoterapia es una terapia que ha demostrado grandes éxitos en esta tarea, por lo que Penélope decidió probar este tratamiento.

Como sabrán, la auriculoterapia consiste en la inserción de pequeñas agujas en el interior del pabellón de la oreja, donde se encuentran los puntos reflejos de las zonas del cuerpo, con lo que se logra aliviar dolores y tensiones.

De modo que fue un malentendido, no existe una nueva moda en piercings y las fans de Penélope Cruz pueden quedarse tranquilas.

¿Es posible tatuarse con várices?

¿Es posible tatuarse con várices? Conoce la respuesta.

¿Es posible tatuarse con várices?

Las várices son la evidencia de un trastorno circulatorio que puede ser más o menos grave, pero que por sobre todo, causa una gran preocupación a quien las padece. Muchos son los tratamientos que existen para este problema, pero no siempre están al alcance de la mano, por eso algunas personas consideran tatuarse como forma rápida y económica para cubrir sus várices. Pero, ¿es posible tatuarse con várices?

Lamentablemente, la respuesta es NO, ya que en el caso de las várices, las venas no sólo se encuentran casi a nivel de la superficie cutánea, sino que sus paredes están debilitadas, por lo que sería un riesgo grave, pues la máquina podría perforar la vena con total facilidad.

A pesar del peligro, muchas personas se han realizado tatuajes sobre sus várices. Esto ocurre porque muchos tatuadores aceptan tales encargos en lugar de rechazarlos. Afortunadamente, la mayoría de los tatuadores responsables se niega a realizar tales tatuajes debido al riesgo.

Si se trata de telangiectasias, (arañitas), debido a su diámetro finísimo, no es muy posible dañarlas. En todo caso, es necesario que un médico evalúe la situación de tus venas antes de someterte a un tatuaje. En algunos casos existe la posibilidad de que te trates las várices antes de recibir tu tatuaje. Pero nunca tomes la decisión sin consultar con tu médico.

El conflicto entre tatuajes y empleo

Conoce el conflicto entre tatuajes y empleo.

El conflicto entre tatuajes y empleo

A pesar de que esta práctica es cada vez más común, la sociedad no termina de acostumbrarse a ella y por eso se suscita el interminable conflicto entre tatuajes y empleo.

¿Qué es lo que ocurre? Si bien los tatuajes han formado parte de la civilización desde la antigüedad, esta práctica estuvo olvidada durante mucho tiempo en occidente y su retorno fue a través de las clases más bajas, razón por la cual adquirió connotaciones negativas y fue rechazada por la “gente decente”.

Hoy en día, la realidad es otra y el tatuaje es una práctica común que tiene muchas expresiones alejadas de la marginalidad y el delito, pero aquel imaginario colectivo todavía sigue presente, ya que parece que la mentalidad social tarda más en evolucionar que la mentalidad individual.

Uno de los ejemplos más evidente de esta discriminación está en la asignación de puestos laborales, donde suele suceder que las personas que posean algún tatuaje u otra modificación corporal, son vistas como una posible amenaza al orden establecido.

Muchas veces por estética y otras por considerarlo un rasgo de rebeldía, las personas con tatuajes visibles son rechazadas de las ofertas laborales en un gran porcentaje de los casos. ¿Pero cómo se puede nivelar la balanza sin tener que eliminar ese rasgo de la personalidad? Bueno, la alternativa está en ocultar los tatuajes para permanezcan fuera de la vista de los responsables de las empresas y de los posibles clientes.

Si tu tatuaje es imposible de ocultar, entonces deberías optar por buscar empleo en empresas que no tengan inconveniente en contratarte o trabajar por tu cuenta, donde serías tu propio jefe.