Tatuajes y acné no deben juntarse

Tatuajes y acné no deben juntarse, conoce las razones.

Tatuajes y acné no deben juntarse

La adolescencia es uno de los mejores momentos de la vida, ¿quién puede dudarlo? Pero también tiene sus inconvenientes, y uno de los que mayores molestias y vergüenzas ocasionan, es el acné. Si eres joven y estas pensando en tatuarte, debes saber que tatuajes y acné no deben juntarse. Te explicaremos por qué.

Para comenzar, te diremos que no debes tatuarte una zona que ya tenga acné, puesto que el acné es en sí mismo una infección subcutánea y realizarle un tatuaje encima, casi seguro que terminará en una infección mayor. Además, el resultado del tatuaje se vería muy afectado.

Tampoco te aconsejamos que elijas una zona libre de acné, pero que es candidata a padecerlo, porque también podría infectarse si apareciera el acné justo mientras se produce la cicatrización. Por ello, no es recomendable que te tatúes en la cara, los hombros, la espalda u otra zona donde sepas que puedes tener acné.

Por lo general, toda zona con cicatrices resulta mala para hacerse un tatuaje. Pero si te interesa mucho, consulta con el médico para que te dé un diagnóstico más certero.

Si después de cierto tiempo de haberte tatuado, aparecen erupciones en la zona del tatuaje, puede tratarse de una reacción alérgica, o que estés realizando el curado de forma inadecuada. Consulta con tu médico y mantén una buena higiene de la zona, utilizando jabón neutro.

Sea como fuere, el acné siempre constituye un serio riesgo de infecciones para tus tatuajes, de modo que lo más saludable sería esperar a que pase la pubertad, o de lo contrario, elegir una zona en la que sepas que no tendrás acné en un futuro cercano.