Eliminación de tatuajes en forma natural

Información sobre eliminación de tatuajes. Métodos naturales, verdades y mentiras.

Eliminación de tatuajes en forma natural

Quitarte un tatuaje no necesariamente debe ser una experiencia agresiva. Aunque siempre se dice que las únicas formas de eliminación de tatuajes son por dermoabrasión, escisión, salabrasión o láser, hay formas menos drásticas para deshacerte de tu tatuaje, que no son dolorosas ni dejan cicatriz. Hablaremos sobre la eliminación de tatuajes por métodos naturales.

El tatuaje es una técnica que lleva miles de años practicándose y seguramente hace mucho tiempo que se han creado formas para removerlos, mucho antes de las técnicas láser.

En la actualidad se están promocionando algunas cremas para la eliminación de tatuajes que no siempre son lo que prometen ser y que pueden representar un riesgo mayor que el de las técnicas convencionales de remoción de tatuajes.

Algunas de estas cremas milagrosas contienen ácido tricloroacético o hidroquinona, dos sustancias dañinas que pueden ocasionar cáncer de piel y dañar nuestro organismo. El mayor peligro de estos productos es que no incluyen los componentes dañinos en sus etiquetas.

Existen algunas sustancias naturales que combinadas ayudan a eliminar los pigmentos de los tatuajes, independientemente del color, la edad o la intensidad del tatuaje y que no dejan cicatrices sobre la piel, y además son baratos.

La forma de acción de estos productos está relacionada con la forma en que los pigmentos se fijan a la piel con el tatuaje. La tinta se deposita en el tejido conjuntivo y el organismo reacciona a esta sustancia extraña con tejido cicatrizal que rodea a la tinta. Este proceso toma alrededor de 90 días.

La clave de este método natural de eliminación de tatuajes está en generar más células inmunes que disminuyan el tejido cicatrizal y permitan que la tinta se libere, con lo que el tatuaje desaparece paulatinamente.

Hay productos naturales que ayudan al organismo a producir estas células inmunes estimulando la formación de colágeno que permite que la tinta se disuelva y sea expulsada a través del sistema linfático.

Al aumentar la producción de colágeno, con un efecto antiinflamatorio, la tinta comienza a desprenderse del tejido que la rodea y es expulsada del cuerpo.

Aunque este tratamiento parece ser la panacea, no conocemos a ciencia cierta sus resultados y puede que sea otro de los tratamientos milagrosos que circulan por allí, pero hemos querido traer esta información para que conozcan todas las opciones y luego decidan la que les conviene. En estos casos siempre es conveniente esperar un poco antes de decidir e informarse sobre los resultados de todas las opciones, ya que los efectos negativos siempre tardan un poco en darse a conocer. Es preferible soportar un tiempo más un tatuaje que ya llevas, a tener que afrontar efectos secundarios impredecibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *